Osaka

El primer día después del Jet Lag teníamos planeado ir a visitar Himeji, pero justo cuando salimos del hotel vimos caer tal tromba de agua que tuvimos que subir a cambiarnos de ropa, armarnos con paraguas y cambiar de planes. Como en Osaka queríamos ver el Acuario (el más grande del mundo) y las galerías comerciales, osea, todo en cubierto, pues intercambiamos lo días, así que cogimos el tren rumbo a Osaka.

El tren tardó unos 20 minutos desde Sannomiya, el barrio de Kobe en el que se encontraba el hotel, hasta Osaka, en ese trayecto descubrimos la curiosa costumbre que tienen los japoneses de dormir en el tren, de la que ya os hablaré más adelante. Como no encontrabamos el punto de información turística nos hacercamos a algo parecido a una agencia de viajes, o así, y una chica muy amable nos atendió y nos señaló en un mapa ferroviario el tren que teníamos que coger y en qué parada debíamos bajarnos para llegar al Acuario. Al llegar a la estación de Kaiyukkan, un montonazo de carteles te guiaban al Acuario, de camino, fuimos viendo un poco la ciudad de Osaka. En la entrada al acuario recomendaban la visita por la tarde, ya que por las mañana había organizadas muchas excursiones. No tenían mucho tiempo en Osaka, así que aún así entramos. Había en todo el acuario 34 colegios, y ver filas de niños con los típicos gorritos de colores, separándolos por clase, al más puro estilo japonés, no era dificil

Un poco más adelante de la entrada se encontraba una escalera mecánica enorme y empinadísima, que te subía a todo lo alto del edificio, de modo que sólo tenía que bajar para ir viendo el acuario. Además en sus instalaciones contaban  con una recreación de un bosque japonés en el que tenían algunas especies de animales, depués te introducías en el acuario con todo un millar de especies de todas formas y colores. Un tanque central era la principal a atracción del acuario que contaba con un montón de tipos de tiburones, así como otras especies de peces, con dos inmensísimos tiburones ballenas ( para los que ya lo habéis visto puede que no sean tan impresionantes, pero a mi me lo parecieron)  varios tipos de mantas…

En los laterales se encontraban otras especies, el la parte más alta,  donde el agua alcanzaba de la mitad hasta el fondo, había pingüinos, delfines, tortugas, patos, focas, leones marinos, cocodrilos, nutrias…. Conforme ibas bajando te ibas metiendo en las profundidades del mar, así que ibas viendo distintas especies segun el nivel al que te encontrabas. Yo, personalmente, flipé como cualquiera de los niños pequeños que nos acompañó en la visita.

Y bueno, unade las cosas que más me gustaron fue sin duda el pingüino asesino de Osaka😄

Tras el acuario fuimos al centro de Osaka, donde intentamos encontrar algún sitio donde almorzar, pero parecía ser que a las 15:00 ya no encontrabas nada, pues suelen comer entre las 12:00 y las 14:00. Así que allí estábamos, dando vueltas por Osaka, hasta que escuchamos algo parecido a español detrás nuestra. Un Japonés que había vivido en Madrid un tiempo (debía ser de los pocos que supieran español allí) nos había escuchado hablar y empezó a conversar con nosotros. Cuando le comentamos el problema y nuestro deseo de comer autentico ramen japonés, nos llevó a un bar en el que he probado , sin duda el mejor ramen del mundo. Y allí puse en práctica las nociones que mi padre me había dado sobre comer con palillos, la cosa es mucho mas complicada de lo que parece xd

Justo al salir del bar, descubrimos un bar muy a la española que había justo al lado, muy patriótico, con banderita sy todo rojo y amarillo.

El resto de la tarde lo dedicamos a ver las galerías comerciales que inundaban la ciudad, todo impresionante, hasta los ojos de tiendas, carteles luminosos, edificios gigantes…

En resumidas cuentas, un primer día un poco pasado por agua, pero fantástico y con una comida inmejorable, bueno… esa noche tocó cenar en el McDonald, porque era lo único que estaba abierto a nuestra vuelta a Sannomiya. (Los McDonals son, la mayoría, 24h)

(Las fotos del acuario y la mia comiendo son de mi padre, yo con mi camarita pequeña no puedo hacer gran cosa…)

~ por CeCi en octubre 6, 2008.

7 comentarios to “Osaka”

  1. Mis dientes estan creciendo y no se porque ¬¬ :p, que chulo el acuari, un saludito ceci ^^ besos

  2. Que tía más wapa la de la foto,no???????????😉

  3. si, noa…. cuando me dijiste que tenías que ir a graduarte la vista??

  4. Jo… que envidia me das. Mola el bar a la española XD… quiero más posts sobre Japón😄.

  5. ENVIDIA ENVIDIA ENVIDIA!!!!!!!!!

    Por cierto, la imagen tuya comiendo pasta vale millones, es la típica escena de los mangas cuando los personajes comen xD

  6. Rorito, por cuantos millones me la compras pues??😄 esta noche pongo el post de Himeji epi😀

  7. […] el lluvioso día de Osaka, las nubes nos dieron un cuartelillo y de la noche a la mañana desaparecieron dejando un cielo […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: