Como el carnicero

Y otra vez de vuelta a casa, en el instituto otra vez me iban mal las cosas, mi aspecto descuidado, mis ropas sucias y arrugadas y mi extrema delgadez, que cada vez se acentuaba más, y ese carácter ausente y frío que se cernía en mí ponían de manifiesto mi pésima situación personal. En casa no se oyen más que gritos a todas horas, peleas y más peleas, yo… solo intento pasar desapercibida, más bien, debo pasar desapercibida. Ahora soy yo la que debe ir a hacer la compra, cocinar y mantener la casa con un mínimo de orden y limpieza. Mi madre está más ocupada en intentar sobrevivir un día más… Cada día la misma rutina, y ahora, cuando apenas quedan unos pasos para entrar en casa, me paro, respiro hondo y dejo volar mi cabeza unos minutos, los únicos minutos del día… en los que no sufro. En la puerta no veo el coche – bien, aún no ha llegado el cabrón- entro a casa, mi madre sigue muerta en vida tirada en su cama, ya no sé que puedo hacer para ayudarla, no se deja ayudar. Bajo a la cocina y pongo a calentar algunas sobras de hace dos días, el cabrón no trae mucho dinero a  casa y hay que apañárselas con lo poco que hay. Un par de filetes para los tres… hoy toca no comer. Pongo la mesa y, mientras tanto oigo el ruido de un motor en la entrada… ya empiezan los gritos. Oigo la voz de mi madre arriba llorando o suplicando, encojo como cada día los puños de la impotencia, mi madre me había ordenado no hacer nada si la escuchaba gritar. Solo unos minutos más de aullidos… como cada día, y de repente se hace el silencio, los dos bajan a la mesa. Y, como cada día, el cabrón se apodera de la comida, mi madre, con uno de los mofletes hinchado y rojo me mira con la mirada muerta que solía tener desde hacía algún tiempo. Acabamos de comer y, como cada día, eso, que un día fue mi padre, se va a echar la siesta, mientras tanto saco lo que quede en la cocina y se lo llevo a mi madre para que coma algo. Cojo entonces algún dinero de la billetera de la entrada y salgo al mercado a por algo de comer para los próximos días. Esperando en la carnicería siempre me quedo embobada mirando el hacha del carnicero subir, bajar y cortar la carne, y así repetidamente… hoy, mis ojos suben y bajan al mismo ritmo que el hacha, en perfecta sintonía, hoy una sonrisa se está abriendo paso en mis labios mientras miro…

Mi paso se aligera cada vez más, llevo en el regazo lo que he comprado con el poco dinero que había en la billetera. Unos pasos frente a casa y vuelvo a oír gritos y de repente, silencio  ¿ya se ha despertado de la siesta? Me adelanto, abro la puerta y una imagen impacta entonces mi cara, el cuerpo inerte de mi madre cae ante mis ojos, su cuello amoratado delata a voces el motivo de su muerte. El cabrón se gira asustado, tan sorprendido que casi creo que ni él mismo sabe lo que ha hecho, se arrodilla junto a mi madre y empieza a llorar ¿qué pretende? Yo, saco el bulto de mi regazo, y lo dejo caer con precisión y fuerza justo en el cuello de mi padre –mira, como el carnicero- .

 Mi inspiración no murió del todo, aunque esta vez fue fruto de un cúmulo de imágenes, noticias, series, películas sobre el tema lo que me llevo a escribir,  llevaba todo el día pensando en el tema y a aúltima hora, tras estudiar decidí hacerlo real, espero que os haya gustado.

~ por CeCi en febrero 20, 2008.

7 comentarios to “Como el carnicero”

  1. Madre mia, como para dejarte ahora cerca de un cuchillo xD

    Ya echaba yo de menos tus relatillos, me alegro de que hayas vuelto.
    Por cierto, el texto es sublime (una pena la tematica xo es el mundo que nos toca vivir me temo)

  2. Te lo he contado en vivo y en directo,pero aquí te lo plasmo.
    Por desgracia este tema ocurre demasiado a menudo, y me parece perfecto que lo hayas elegido. Me has hecho vivirlo, he sentido la angustia la impotencia, la rabia final…
    Muy bueno Ceci. Ójala llegue el día en que acabe todo esto.

  3. Impactante el relato, me ha gustado mucho. Me alegro de que hayas escrito otro de tus geniales relatos, espero que pronto escribas otro.

    Taluego.

  4. Sinceramente ma gustado.🙂
    Lo de cabron es la unica pega que le pondria.
    Sale fuera de tono, pero el relato lo encuentro
    simple y directo. Parece casi real.
    Felicidades [no soy un entendido pero ma gustado]

  5. Muy buen blog, me pasare mas a menudo a mirar que se cuece por aqui, asimismo te invito a pasar a tomarte algo al mio jejeje.

    Saludos!!!

  6. Hey, muchas asias por pasarte a dejar tu huella en mi blog, agradecido…

    El tuyo tampoco esta nada mal, pero qe nada mal…esta noche espero ver el eclipse y eso qe tengo qe currar mañana, pero… es lo que hay, pa uno que podemos ver, ademas qui en Andalucia lo podremos ver muuu bien.

    Saludos y estaremos en contacto😉

  7. Me encantó *.*, es buenisimo un saludo ceci nos vemos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: