La última batalla

Esta es la sexta y última parte del relato, las anteriores las podéis leer clickando en estos enlaces: Resurrección, Venganza , La nueva era , Mi ejército y Adiós a la raza humana

La espera se hacía interminable, el ir y venir de almas por las que peleábamos ángeles y demonios para llevarlas a nuestro bando era incesante. No podíamos competir contra ellos, las pocas almas que habíamos dejado eran buenas, y aún con nuestro empeño, ascendían voluntariamente a unirse a los ángeles, pobres infelices, acababan de darse a sí mismos sentencia de muerte. La noche se nos vino encima, los ángeles continuaban sin enfrentarse a nosotros, sabían que la noche era nuestra, y que no podrían hacer nada en la oscuridad. Esperamos impacientes los primeros rayos de Sol que parecían no llegar, mis tropas estaban hambrientas, desesperadas, con sed de sangre. La claridad empezó a espantar a la luna y a las estrellas que se desvanecían conforme los rayos anaranjados despuntaban al alba en el horizonte. Un agujero se abrió entre las nubes, que amanecieron blancas y en forma de yunque, preparadas para una gran tormenta que nos acechaba desde las alturas. Una cascada de cuerpos celestiales comenzó a descender desde aquella apertura, mi ejército comenzó a rugir, habían llegado, cada vez veíamos más cerca la era demoníaca, la era en la que los demonios seríamos la única raza en la Tierra, ningún extremo, ningún intermediario, sólo nosotros. La contienda se prolongaba cada vez más, muy pocas bajas marcaban el poder de ambos ejércitos, la habilidad, la agilidad y el saber de los ángeles era compensado con la brutalidad, el fervor y las ansias demoníacas, ninguno caía, solo pequeños grupos organizados eran capaces de tumbar a un sólo contrincante. La inmortalidad nos regaló todo el tiempo del mundo para prepararnos para esa batalla final. Dios había preparado y armado bien a sus soldados, además contaba con el poder de los cielos, sin embargo, la fuerza demoníaca competía a igualdad de poder con la sabiduría angelical, los demonios éramos algo más cuantiosos en número, poseíamos armas de mayor calibre y teníamos en inframundo de nuestro lado. Baños de lava fueron congregados hacia el campo de batalla, algún ángel despistado que el agotamiento dejó parado en el suelo sufrió las consecuencias, los que volaban comenzaban a perder fuerzas. El calor sofocante nos daba fuerzas, nos devolvía la vida que el cansancio de llevaba. Lluvias torrenciales caían en forma de respuesta, ahora las tornas se cambiaban, la lluvia llegaba a nuestra piel como veneno, benditas alas de demonio, reductos de antiguas alas angelicales, ellas aún podían soportar el agua sin sufrir daño alguno, pero al vernos desprotegidos y sin poder tomar vuelo muchos de los nuestros cayeron. La batalla a vida o muerte con la fuerza por delante se había quedado atrás, ahora se volvía pura estrategia. Nuestros baños de lava eran precedidos de baños de agua, así provocábamos vapor, húmedo, algo molesto para los nuestros, pero cálido y agradable que daba vida a las tropas, los ángeles se ahogaban, demasiado calor para ellos.

 

Diez años de lucha, apenas quedamos unos pocos, nuestros ejércitos aún igualados en número ya no tenía fuerzas. Luchábamos desganados, ya sin nada que perder, sin nada que ganar. La Tierra se había convertido en una masa de roca fundida, los baños de lava habían cambiado el paisaje y habían reducido su tamaño. Por un momento todo se paró, el agotamiento provocaba delirios en mi cabeza. – ¿y por esto lucho?, mi venganza ya la tengo, ya maté a mis dos asesinos… asesinos, ahora convertidos en amigos, eran de los pocos que quedaban con vida. Me fui al bando enemigo, me convertí a los malos, me convertí en aquello en lo que estaba en contra durante mi vida mortal y después angelical. Ahora luchaba por un pedrusco sin vida, un lugar indeseable, un lugar sin alimento, ¡sin nada! ¿Acaso estoy luchando para morir? Al parecer si.- Todo fue volviendo a la normalidad poco a poco, el tiempo volvió en funcionamiento y sólo luchaban un ángel y un demonio, uno de mis asesinos. Los demás observábamos la escena con aires de pesadez. Hartos ya de guerras, incluso nuestras ansias de sangre se habían asqueado. Dios en el cielo, ajeno al malestar de sus tropas, Satanás en el inframundo, ya se cansó hace tiempo de contemplarnos. Ángeles y demonios nos organizamos, dejamos de luchar entre nosotros, a fin de cuentas los culpables de esta lucha estúpida éramos Satanás, Dios y yo, acababa de sentenciarme a muerte, pero con esto acabaría todo. Los ángeles llamaron a su Dios, nosotros a Satanás. Ángeles y demonios volvieron a sus guaridas, ellos al cielo, y los míos al infierno. Yo me quedé a solas con los todopoderosos. Sus fuerzas eran iguales, ninguno de los dos podía gana, pero yo era esa pequeña ventaja que ambos necesitaban de su lado, un objetivo a derribar o a anexionarse, yo permanecía neutral, sabía perfectamente lo que pasaría. Las horas pasaban y la paciencia de ambos llegaba a su límite, viendo que no me iría con Dios, éste usó toda su fuerza contra mí, Satanás encolerizado por haberme negado a su servicio dirigió también su poder hacia mí. Un choque de rayos celestiales y de fuego satánico tuvo lugar dentro de mi cuerpo, una explosión puso fin a todo, adiós Tierra, ahora sólo quedaban cielo e infierno, ya no habría más luchas, ya no había todopoderosos, ya no había Diosa Madre.

Un destello iluminó mis ojos cerrados, lo noté, se coló entre mis parpados e hizo que me despertara. ¿Por qué? Me pregunté… ¿acaso es esto el cielo?. Pronto me di cuenta que me encontraba en el mismo sitio, el mismo lugar en el que, no sabia exactamente hacía cuanto, morí. Los rayos de un sol ajenos a mi mundo empezaban a calentar mi desnuda piel, pero apenas me di cuenta de ese detalle, las preguntas no hacían más que sucederse… ¿No he vivido esto antes?

Anuncios

~ por CeCi en julio 23, 2007.

16 comentarios to “La última batalla”

  1. Increible el final para una gran historia, magnifico desenlace, felicidades y a ver cuando nos preparas otras hitoria 😛 un beso ceci (K)(K)

  2. Gracias Neo, como siempre es un placer escribir relatos y recibir estas críticas. Pronto me leeréis connuevas historia 😀 .Un beso Neo (K)

    SaLuDoSsSs!!!

  3. juer!!! Devolvieron a Lilith a su estado humano para darle una segunda oportunidad o es que todo fue una sueño-premonicion?
    Es este el final? chaaaachaaaaaa

  4. Si novia es el final!!!! nos despedimos de Lilith! Y si es un final abierto, que cada quien que piense del futuro de Lilith lo que quiera 😛 tu precisamente elegiste dos de las muchas opciones que tenía en mi cabecita dando vueltas, como no me decidí pensé dejarlo abierto a vuestra imaginación.

    SaLuDoSsSs y gracias por comentar!!!

  5. bufff ceci te superastes con esta parte, increible,¿increible? bueno eso es poco para este relato, bueno podría poner mil sinonimos o exageraciones pero no podría describir tu relato, eso si lo que puedo decir es que me encanto saludos desde la casa del rock, enhorabuena por el relato chao saludos

  6. Caray gracias mister! que halago, me alegro de que os haya gustado 😀 😀 Al menos pude contentar a tres personas, ya es algo más de mis espectativas, creí que en lo último la iba a pifiar.

    SaLuDoSsSs!!!

  7. Sencillamente me parece genial, me encanta el desenlace y tu forma de redactarlo; escribes maravillosamente bien. Besos.

  8. ceci, no me queda nada más que hacer tras leer todos tus relatos que hacer una reverencia y aplaudirte con fuerza. muy muy buenos, en serio, me han gustado mucho, son mejores que lo que escribo yo T_T xDDD (si tambien escribo, aunque de momento no he publicado :P)

    un saludo!!!

  9. Hey Axiarel Gracias por tu vuelta te echaban de menos en el rinconcito de ceci ^^ . Gracias por el comentario y a ver cuando te atreves a publicar algo o aunque sea pasarmelo por mail que quiero leer algo tuyo. Epi gracias por el comentario da gusto escribir para tan buenos lectores 🙂

    SaLuDoSsSs!!!

  10. Por cierto, muchas gracias por el banner. Has sido muy amable. Besos.

  11. De nada epi! todo un placer! Me gustan más los banners que el blogroll nosé, queda más decorativo y vistoso y la gente entra mejor a los blogs amigos con banners.

    SaLuDoSsSs!!!

  12. guauuu colosal, el desenlance increiblemente bueno, ya me lei las demas y me tenias en vilo por saber como acabaria, escribes fenomenal.

    saludoss

  13. Gracias Diosa, todo un honor que te gusten mis escritos, los tuyos son maravillosos así que me encanta tener la opinión de tan buena escritora como tú. Sé que es pesado de leer, muchas partes y muy extenso, lo siento para los que llegasteis en la última parte como os pasó a ti y a Riazor que aún no lo ha leido pero pronto lo hará y espero ansiosa su crítica, también escribe maravillosamente bien. Gracias por pasaros, gracias por el comentario Diosa.

    SaLuDoSsSs!!!

  14. Lo sientes por nosotros? Yo diria que somos los mas afortunados ya que hemos podido leerlos del tiron sin tener que esperar xD
    Lo unico que puedo decir es que son sencillamente geniales. Da gusto leer cualquiera de ellos, en cuanto acabas uno estas deseando leer el siguiente.
    Una buena historia es dificil de acabar pero tu final es perfecto, muy elegante y a la vez grandioso.
    Que suerte poder leer tus relatos ^^

  15. Jo Riazor muchísimas gracias me alegro muchísimo que te haya gustado la historia 😀 Gracias gracias y gracias por dedicarme un trocito de tu tiempo.

    SaLuDoSsSs!!!

  16. De na mujer, si con relatos como este da gusto dedicar tiempo xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: