Resurrección

Un destello iluminó mis ojos cerrados, lo noté, se coló entre mis parpados e hizo que me despertara. ¿Por qué? Me pregunté… ¿acaso es esto el cielo?. Pronto me di cuenta que me encontraba en el mismo sitio, el mismo lugar en el que, no sabia exactamente hacía cuanto, morí. Los rayos de un sol ajenos a mi mundo empezaban a calentar mi desnuda piel, pero apenas me di cuenta de ese detalle, las preguntas no hacían más que sucederse… aquel sol, que momentos antes de mi oscuridad empezaba a esconderse ahora me devolvía la vida con sus rayos al despuntar en el horizonte. Abrí mis ojos a un mundo, que antes abandoné, ya no recordaba los sonidos, el mundo al que me fui era silencioso, ya no recordaba como hablar, lo olvidé tras un tiempo sin hacerlo, ya no recordaba como mirar, mis ojos antes sólo veían un fondo blanco, un fondo sobre el que se proyectaban sombras de mi pasado. Mis alas, antes blancas y esbeltas se habían convertido en despojos negros, una alas de ángel tornadas en las de un demonio. No sabía por qué, pero el rencor y la ira hacia aquellos que apagaron mi antiguo mundo iba aumentando con forme iba recuperando mis fuerzas, iban inundando mi ser, infectando todo mi cuerpo. Mis venas, ahora de color negro por la sangre demoníaca que las recorría se podían ver a través de mi blanca piel, una piel que se convirtió en extraña cuando empecé a examinarla ¿de dónde habían salido aquellas marcas y cicatrices? ¿Qué me hicieron allá donde hubiera ido? El recuerdo de aquellas sombras de mi antigua vida me vino entonces a la cabeza, mis pecados fueron devueltos en forma de cicatrices, en forma de marcas que ya no podría quitarme y con las que debería vivir para la eternidad. Analizaba cada recuerdo, cada imagen que tenía de mí antes de que aquel sol se apagara, comparaba aquel recuerdo de una imagen celestial con el aspecto escalofriante que presentaba ahora. Un nombre susurra mi mente: Lilith, como aquella que fue la primera esposa de Adán, maldita por Dios cuando ésta abandonó el paraíso.

No tenía a penas fuerzas, no podía volar, a penas si podía andar, pero logré levantarme y dar unos pasos hasta el lago, me arrodillé a su orilla ¿dónde estaba mi reflejo?, volví a levantarme y empecé a avanzar, sentía mi cuerpo sucio, aún tenía conciencia de ángel y quería volver a mi antiguo aspecto, odiaba el rencor y la ira, odiaba aquellas alas destrozadas y odiaba el nuevo color de mi venas. Sumergí completamente mi cuerpo en el agua, apenas notaba su tacto, abrí los ojos y en las profundidades del lago vi una docena de almas a la deriva, iban navegando lentamente y se sumergían cada vez más, intenté seguirlas, pero el peso de mis alas no era fácil de arrastrar bajo el agua. De lejos pude observar la carita pálida de una niña que con los ojos cerrados y aspecto moribundo se dirigía con los otros once condenados hacia el infierno. Me empezó a faltar el aire y de un solo impulso ascendí hacia la superficie, mis ojos se volvieron a cegar por el sol, no sabía que les pasaba, pero ya no eran como antes, quizás, como el resto de mi cuerpo, también había cambiado. Nadé hasta la orilla, y al salir noté un nuevo cambio unas escamas cubrían mi piel, no supe que era aquello con certeza, pero al secarse mi piel desaparecieron, quizás eran las culpables de no notar el tacto del agua. Mis fuerzas habían vuelto y ya pude, al fin tomar vuelo, tenía que buscar algo de ropa, ya llamaba demasiado la atención sólo con las alas. Alcé un poco el vuelo para ver los alrededores, no había cambiado demasiado el paisaje, así que no habría pasado mucho tiempo desde mi muerte. Dirigí mis pasos hacia la población que antes era mi hogar, hacia esas casas que miraban antes con recelo y ahora a mi paso miran con temor, temían a un demonio vestido con harapos, con mirada desconocida para si mismo, pero al parecer aterradora para los demás. Jamás podré ver mi mirada pero se que decía: Soy Lilith, soy demonio, temed.

Este es el primer fragmento de un relato más largo de costumbre que estoy escribiendo… así que próximamente continuará….

Anuncios

~ por CeCi en junio 26, 2007.

10 comentarios to “Resurrección”

  1. me ha gustado mucho. Esperemos que el “proximamente” sea pronto. Gracias muchachita por compartirlo

  2. Será pronto, dale un par de días y estará listo. Gracias pro leerme u de nada, me encanta compartirlo con los lectores ^^ .

    SaLuDoSsSs!!!

  3. Enhorabuena por el relato se me erizaron los pelos al leerlo, espero que la continuación sea en breve saludos 🙂 sigue así besos

  4. Me encanta!! y que continue rapido por favor!! ^^ (K)

  5. […] Venganza De vuelta con Lilith, nuestra demonio ex-ángel, en búsqueda de su venganza. Para lso nuevos, la primera parte del relato está aquí –> Resurrección. […]

  6. […] Esta es la cuarta parte del relato, las anteriores las podéis leer clickando en los enlaces: Resurrección, Venganza y La nueva […]

  7. […] es la sexta y última parte del relato, las anteriores las podéis leer clickando en estos enlaces: Resurrección, Venganza , La nueva era , Mi ejército y Adiós a la raza […]

  8. ola^^
    Muy buena la historia, leí todas las partes, gran final.
    Saludossssss

  9. Hola Xarleen, bienvenida a mi blog, me alegro de que te haya gustado la historia ^^ en lo que menos estaba convencida: el final acabó gustándole a todo el mundo 😛 . Gracias por el comentario, gracias por gastar un pedacito de tu tiempo en leerme y en pasarte por aquí.

    SaLuDoSsSs!!!

  10. […] dejo este video clip que me encanta, me recuerda mucho al relato que hace un tiempo escribió Ceci (Lilith) saludos, dejen vuestras opiniones sobre la canción (¿Noa esto está mejor? aquí no hay […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: